Errores que cometes al usar tu PC

¡Hola Nitroamig@s! Qué alegría teneros por aquí de nuevo. Esta semana os traemos otra de estas entradas que tanto os gustan. Vamos a daros varios consejos y a deciros cuáles son los errores que cometes al usar tu PC más habituales. Algunos son inofensivos y no van a trascender mucho, pero otros pueden llegar a ser realmente peligrosos o perjudiciales para el equipo.

¿Quieres saber cuáles son? Pues vamos a ello.

Errores que cometes al usar tu PC

No todos nacemos aprendidos y hay cosas que incluso nos las enseñan mal. Hay algunos "gurús" en Internet que pueden prestar a confusión y desinformar acerca del cuidado y mantenimiento de los ordenadores. Hoy vamos a ver errores típicos que comete la mayoría. No tienes por qué sentirte identificado en todos, pero estamos seguros que en al menos uno de la lista habrás caído.

Formatear siempre todos los discos duros

Ya sea una vez al año o cuando lo estimes necesario u obligatorio, al final siempre hay que formatear. Es una forma de restablecer todo, limpiar absolutamente cualquier programa inútil que ya no usemos y en general recuperar la velocidad de carga que teníamos al inicio. Pero hay que tener en cuenta que, si tienes dos discos duros (lo más habitual a día de hoy), el secundario se debería usar como simple almacenamiento y copia de seguridad de tus fotos, vídeos, textos y otros archivos importantes.

Cuando llegue la hora de formatear, basta que formatees el disco principal. No es necesario hacerlo con el secundario, pudiendo mantener así tus archivos. La partición principal (normalmente llamada C) es la que hay que borrar y reinstalar el sistema operativo y donde se perderá la información.

Solamente habría que formatear todos los discos duros en caso de que tengas una infección por malware y en análisis compruebes que también se ha infectado el disco secundario. Para estos casos, siempre recomendamos tener un disco duro externo o una tarjeta SD/pendrive de alta capacidad como copia de seguridad alternativa.

Tenerlo conectado directamente a la corriente

Este es uno de esos errores que cometes al usar tu PC que seguro estás haciendo. Parecerá una tontería, pero es algo que deberías ir cambiando ya si lo tienes así. En el enchufe de tu habitación o salón tienes que conectar una regleta protectora como esta que os dejamos enlazada. Como veis no son caras y pueden salvar a vuestros ordenadores. Cuando haya picos de tensión, apagones o cualquier cosa similar, la regleta evita que el ordenador pueda "explotar". Claro está, no va a explotar como un coche en las películas americanas, pero sí quemarse la fuente de alimentación, la placa u otros elementos del hardware.

Además, con esta regleta protegerás y podrás conectar otros aparatos que puedan ser sensibles a estas eventualidades que, aunque no son frecuentes, nos sucede a todos en alguna ocasión.

Actualizar todos los drivers nada más salir la actualización

Ya llevamos unas décadas con sistemas operativos, tarjetas gráficas, BIOS y muchas otras cosas. Tiempo más que suficiente para saber que, si no eres un usuario avanzado, no deberías hacer de beta tester de nada ni nadie. Si ves que hoy sale una nueva actualización de tu gráfica o sistema operativo, espera unos días. Luego mira en páginas web de informática si hay noticias o reportes de fallos y pérdidas por la nueva actualización y, si no ves nada, actualiza.

Tener lo último de lo último no es siempre lo más recomendable.

No actualizar nunca

Ahora vamos con el otro extremo. Hay personas que por desconocimiento, miedo o directamente vagancia, no actualizan sus equipos nunca. Las actualizaciones son necesarias para mejorar el rendimiento u optimizar el hardware/software para determinados usos o aplicaciones que aparecen en el mercado. Por ejemplo, la tarjetas gráficas sacan muchos "parches" de rendimiento para juegos nuevos que se acaban de lanzar.

Es decir, ni tienes que ser un actualizador compulsivo, ni tampoco un miedoso que no lo haga nunca. De hecho, en casos como AMD, puedes encontrar que te dicen cuál es la última versión, y también te indican la "última versión estable". De esta forma, sabes que esa no debería darte problemas.

No tener copias de seguridad

Sí, lo sabemos. Ya se ha mencionado en el primer error del formateo, pero queremos recalcar su importancia. Si no tienes fotos, vídeos o archivos importantes, este punto te da absolutamente igual. En el caso de que tengas el ordenador solo para jugar y navegar por Internet, poca pena te dará perder lo que tengas. Ahora bien, si guardas fotos y vídeos de tus viajes, boda, comuniones, fiestas, etcétera, esto es vital.

Adquiere un disco duro externo o una tarjeta SD de alta capacidad (64GB o 128GB) y guárdalo todo ahí. En caso de que tu PC muera, tus recuerdos no lo harán con él.

No limpiar nunca el PC

Cochinotes... Alguna vez habrá que hacerlo, ¿no? Este es otro de los errores que cometes al usar tu PC más comunes y con el que más nos encontramos. Muchos creen que no hace falta limpiarlo o que no es recomendable hacerlo, cuando es todo lo contrario.

De hecho, si sois fumadores habituales o tenéis mascotas peludas la limpieza debería ser, mínimo, cada seis meses. De esta forma aseguramos que los ventiladores no hagan más ruido y el ordenador se caliente menos. Eso sí, hay que saber limpiarlo bien, porque como le pongas agua y jabón, la "estarás liando muy parda". Aquí os dejamos un vídeo para que veáis qué bien limpiamos los equipos en Nitropc.

Tener 1.468.264 programas de antivirus, antimalware y anti todo

Lo sabemos, Internet es una jungla virtual, pero tampoco necesitas tanto. Un buen antimalware basta y sobra. Algo imprescindible y que nadie comenta, es que el 95% del malware procede de Internet, por lo que es más importante tener un navegador blindado y seguro como os enseñamos en la entrada que os dejamos.

Tener múltiples programas de este tipo pueden provocar serios e importantes problemas en el software del equipo. Las incompatibilidades están a la orden del día además de que cargar tu PC se volverá un infierno cuando lo veas iniciar Windows en 2 minutos porque están todos esos programas dando mal.

Como programa, os recomendaríamos Malwarebytes, ya que es el que hemos usado durante mucho tiempo y siempre nos ha funcionado genial. Es barato, bueno y... No, bonito no es. Si quieres un antivirus clásico, a día de hoy Kaspersky es el que más vale la pena. No necesitas más.

Tener todos los programas con inicio automático

A colación del punto anterior, traemos este que, quizás, es el más habitual de la lista. Enciendes el PC y resulta que le cuesta mil años terminar de cargarse. ¿Por qué? Si hace unos meses era un avión. La razón principal suele ser que has instalado un montón de programas y has permitido que todos estos se carguen al iniciar Windows. Ccleaner, Malwarebytes, Skype o Discord (o los dos), plataformas de juegos (Steam, Origin, Epic Store...) y otros programas se cargarán automáticamente cuando enciendas tu equipo a menos que lo configures para que solo se abran cuando tú se lo pidas.

Revísalo, y verás cómo recuperas bastante tiempo en el inicio de tu sistema operativo.

No apagarlo completamente

Para llegar a este punto, antes tienes que haber comprado una regleta protectora y haber quitado el PC de la toma de corriente directa como hemos dicho arriba. Cuando apagues el ordenador, apaga también la pestaña (normalmente iluminada en color naranja). Muchos clientes nos preguntan por qué tras apagar el PC, el ratón, teclado o monitor siguen iluminados. Esto es porque, aunque no estén funcionando, les llega corriente eléctrica.

Para apagar todo completamente y no dejarlo en Standby, apaga el interruptor de la regleta. Además, lo notarás en tu factura de la luz al cabo del tiempo.

Más próximamente en nuestro blog

No creas que estos son todos los errores que se cometen al usar un ordenador. Hay bastantes más que dejaremos para otro artículo futuro. Esperamos que algunas de estas pautas y consejos os hayan servido y ayudado. Esperamos veros la semana que viene en otra interesante entrada. Recordad que podéis seguirnos en las redes sociales y ser parte de la comunidad.

¡Un nitrosaludo a todos!

Si continuas navegando estás aceptando nuestra política de cookies