¿Cuál es la situación actual en el mercado tecnológico?

¡Hola Nitroamig@s! Volvemos con vosotros en una nueva entrada para poneros al corriente de las últimas noticias sobre cuál es la situación actual en el mercado tecnológico. Recordad que hace unos meses os dijimos el por qué de la escasez de algunos componentes. Al principio parecía que solo unos pocos sectores se iban a ver perjudicados, pero ahora está causando auténticos estragos en la economía mundial, especialmente, en los bolsillos de los de siempre.

Empecemos.

La historia "interminable"

Es curioso cómo cada semana encuentras noticias de que las cosas van mejor y peor de forma simultánea. Ya no sabes qué creer o si la situación es tal y como te la presentan. Vamos a ofreceros datos actuales para que vosotros mismos saquéis vuestras conclusiones. Es cierto que el más de año y medio que llevamos en esta situación ha cambiado las reglas del tablero de juego. Algunos de los jugadores que eran muy importantes se han achicado, mientras que otros se han venido arriba y están aprovechando todo lo que pueden.

Como se suele decir, a río revuelto ganancia de pescadores. Vamos a ver por qué el río está tan revuelto y quiénes son los pescadores.

Cuál es la situación actual en el mercado tecnológico

El parón tecnológico

Esta temporada ha sido un auténtico frenazo para la tecnología. Recordemos que muchos e importantes proyectos que debían presentarse en 2020 no lo hicieron y los de 2021 la mayoría están colgados. Se ponen fechas para 2022 y 2023 con la simple esperanza de poder cumplirlas. No hay garantías porque nadie sabe qué puede pasar mañana con respecto a la situación actual.

Algunos de los motivos de esta brusca ralentización son:
  • El cierre parcial, temporal o permanente de laboratorios, centros de investigación o talleres de alta tecnología.
  • El desvío masivo de dinero a la investigación y desarrollo de vacunas y tratamientos, que han dejado de llegar a otros proyectos.
  • La falta de materiales por escasez de suministro, nula financiación y bajas o fallecimientos del personal cualificado.

Luego tienes empresas que lanzan igualmente sus productos, aunque sepan que lo van a hacer en malas condiciones. Ejemplo es Nvidia con su serie 3000 de gráficas en la que los precios están volviendo a subir.

El encarecimiento del transporte

Este es un aspecto principal que ha repercutido en las subidas de precios, pero que apenas se comenta. Al margen de atascos tan inexplicables como oportunistas de barcos gigantes, los precios de transportes han alcanzado el absurdo. En esta noticia podéis ver lo que ha subido el transporte marítimo de mercancías y contenedores.

Obviamente, si el precio sube poco, las empresas suelen tomar la decisión de no subir el precio final de sus productos aunque tengan menos margen de ganancias, especialmente para que la gente no perciba dicha subida. Pero cuando la subida es 5 o 7 veces mayor, nuestros bolsillos lo van a sufrir.

Pero no se trata solo del transporte marítimo. El transporte por carretera en camiones también está subiendo sus precios. Entre los motivos de dichas subidas se encuentra la subida de los combustibles que, dicho sea de paso, también nos afecta directamente. Reza el dicho español que "todo sube más que los sueldos", y en este caso, es más que acertado.

Escasez hasta de arena

Y no, no es broma. Si no os lo creéis podéis leer esta entrada e igual os entran hasta temblores. Nos encontramos en un momento donde la demanda de todo es tan alta y se encuentra el mundo tan interconectado, que cualquier mínimo tambaleo perjudica en todas partes.

Hay falta de materiales y producción de semiconductores, coltán, aluminio, litio y hasta silicio. Y no, no es por el incendio anual que solemos ver en alguna de las fábricas de estas empresas manufactureras. De hecho, empresas como Samsung van a construir dos nuevas fábricas para poder hacer frente a la demanda que le llega de todas partes.

No hablamos solo de ordenadores, sino de todo tipo de electrodomésticos, dispositivos e incluso en la automoción. Os dejamos un vídeo del canal Carwow que explica parte de estos problemas de forma excelente.

Estamos, a nivel tecnológico, ante una crisis sin precedentes. No es que haya escasez de un solo elemento, sino que es algo generalizado.

Perjudicados y beneficiados

El confinamiento, lejos de tenernos simplemente en casa mirando por la ventana o viendo la televisión, fue algo nunca visto. Hablamos de una explosión consumista que cambió el mundo. Sí, sí, como lo oyes. Estarás pensando: ¿cómo es eso posible si no se podía salir al bar, al cine o viajar? Porque el dinero se fue a otros consumos, y fue mucho dinero.

Es cierto que la hostelería (gastronomía y hotelería), las tiendas físicas de ropa o accesorios, el turismo en general y el arte (conciertos, museos, cines, teatros) han sido de los más damnificados. También los que de forma indirecta vivían de esto (por ejemplo, agencias de viajes o de contratación de artistas para eventos).

Uno de los ejemplos principales es la gigante Disney, que ha perdido cientos de millones de dólares al tener que cerrar sus parques temáticos durante la mayoría del 2020. La llegada de Disney+ ha hecho la caída menos sangrante, pero aún así la han acuciado.

Pero existen muchos otros sectores que han vivido y están viviendo un éxito inesperado. Vamos a ver cuáles son los principales.

¿Quiénes son los pescadores?

Como hay tantas miles de noticias al respecto y muchísima información (y desinformación), vamos a sintetizarlo todo lo máximo posible. Hacemos un repaso por los que más se están beneficiando de la situación. Con esto no queremos decir, bajo ningún concepto, que se estén aprovechando de forma maligna de la situación. Simplemente, sus productos o servicios, se han visto favorecidos en esta ya nueva era.

Sector de consolas y videojuegos

Que el sector de los videojuegos es el más prolífico de todo el ocio actual es ya una realidad. También el que más ingresos genera en términos totales. Al producirse el confinamiento, la venta de consolas y especialmente el de videojuegos, tuvo un estallido enorme. Noticias como esta de Sony o como esta otra de Esprinet dan buena fe de ello. En el año 2020 el sector ganó más que en ningún otro año de la historia. Xbox Game Pass vio incrementado su número de suscriptores y Nintendo siguió con unos datos estratosféricos.

Sector de ordenadores

Ya sean de sobremesa o portátiles, Gaming o Workstation, fueron más necesarios que nunca. Apple, HP, MSI y otras marcas vieron como sus ordenadores se vendían como pan recién hecho. Los principales motivos de que este sector haya crecido tanto son varios.

  • Necesidad de equipos para los niños y jóvenes para la realización de clases online.
  • Ordenadores de trabajo para realizar las tareas desde casa.
  • Equipos especializados en mover juegos. Imprescindible para muchos, ya que ameniza el tiempo que pasas en casa.

Otro de los motivos del desabastecimiento es precisamente este. Durante el 2020 se compraron cinco veces más ordenadores de lo esperado, por lo que todo el stock que normalmente se acumula, voló en un pestañeo.

Logística y alimentación

Aunque estemos encerrados, tenemos la mala costumbre de querer comer todos los días. Ya ni hablemos de ese lujo que es el papel higiénico, o el detergente y el gel de baño. Es muy bonito ir al supermercado y llenarte el carro de provisiones pero, alguien tendrá que traerlo, ¿no? Y alguien tendrá que ponerlo a tu disposición. Así pues, la logística y almacenes en general han estado trabajando al máximo.

El pequeño comercio, como fruterías, pescaderías y carnicerías también han vivido buenos momentos. Las millones de personas que suelen comer fuera por su trabajo, ahora lo hacían en casa. Los supermercados estaban colapsados pero, el pequeño comercio, tiraba bien. Es por esto que fueron una alternativa perfecta, y se notó en sus ganancias.

Comercio online

Obviamente, muchas de estas compras se realizaron online, ya que toda tienda física estuvo cerrada durante meses. Por esto, muchas personas que nunca habían comprado online, se vieron obligadas a hacerlo. Ahora que las medidas son menos estrictas, el gusto y comodidad de las compras online se ha asentado. Es por esto que no ha habido una bajada significativa a favor de la tienda física.

Y no nos referimos solo a empresas como Amazon, sino a otras tan lucrativas como Glovo o Deliveroo con los pedidos de comida a domicilio.

Servicios de Streaming

Al leer el título enseguida pensamos en Netflix. Y sí, ha sido una de las grandes ganadoras, pero hay otras muchas que también han visto cómo se hinchaban hasta casi explotar. El caso más sonado sería el de la plataforma Zoom. Las redes sociales también vieron un gran incremento de actividad.

Conclusiones

En definitiva, el enorme crecimiento en la compra de productos electrónicos/informáticos, sumada al cierre temporal y parcial de fábricas, ha hecho que nos encontremos ante un desabastecimiento generalizado. Si a esto le sumamos los costes aumentados en transporte, gasolina luz y materias primas, lo tenemos todo. Unos precios que no van a bajar, sino que incluso pueden subir, según dicen todos los analistas, hasta el segundo trimestre de 2022.

Claro está, es la cuarta vez que prorrogan las fechas de cuándo se va a mejorar esto, por lo que vamos a cogerlo con pinzas. Esperemos que se estabilice todo lo antes posible.

Esperamos que os haya gustado esta entrada. Con estos 10 minutos de lectura te has informado de cuál es la situación actual en el mercado tecnológico. Recordad que sacamos entradas todas las semanas y que podéis seguirnos en las redes sociales.

¡Un nitrosaludo a todos!

Si continuas navegando estás aceptando nuestra política de cookies