Total War: Three Kingdoms. Vuelve la mejor serie de estrategia histórica.

Total War: Three Kingdoms

¡Hola Nitroamig@s! Os saludamos una semana más y ya adelantamos nuestro agradecimiento por seguirnos y visitarnos. Esta vez vamos a realizar un análisis del nuevo Total War: Three Kingdoms. Revisaremos el nuevo título de esta serie que hizo más popular el género de la estrategia y lo llevó a un nuevo nivel.

Lanzamiento esperado y polémico a partes iguales

Es algo que no falla en los últimos años con esta saga. Y es que la polémica siempre está servida con Creative Assembly, ciega seguidora de Denuvo. Ya hablamos sobre Denuvo de forma extensa en esta entrada que os encantará leer.

Su editor y distribuidor, SEGA, ya tuvo su desengaño amoroso con este software, por lo que ya no lo usa (como cientos de otras compañías). En cambio Creative sigue en sus trece y sacará el antipiratería que de poco le ha servido en títulos anteriores. De hecho, con la entrega anterior Warhammer 2, Denuvo cayó en pocas horas tras su lanzamiento. El hecho de que Denuvo vuelva a estar en el juego, hace que retorne un excesivo uso del procesador como hablaremos más adelante.

Más allá de todo esto, el juego se esperaba como agua de mayo, porque cada título que sale hace las delicias de los amantes de la estrategia. Varias pruebas lo corroboran, como las altísimas notas de la crítica, los usuarios y que ya han batido sus récords personales y que es el mayor éxito en Steam en lo que va de año.

Total War: Three Kingdoms

Sin lugar a dudas, el título más acertado de toda la saga. Este servidor que os escribe comenzó sus andanzas en la saga con el primer Shogun, y mi favorito hasta ahora había sido Shogun 2 (con permiso de los amantes de los Medieval y Rome). Pero a pesar de todo ello, cuando catas esta maravilla te das cuenta de que este juego es el que mejor se le ha dado crear a Creative Assembly. El mimo y el cuidado que se nota en la producción y el desarrollo hacen que el juego esté lleno de detalles.

Una cosa es cierta aunque en ningún lugar lo estén diciendo: Creative Assembly le debe un poco a Koei. No olvidemos que Koei ha sido la única desarrolladora en dedicarse y especializarse en juegos de esta época. No solo por los arcade «musou» con toques de RPG Dinasty Warriors (que maravilla el 4), sino por su rama Empires, que se mezclaba también con la estrategia aunque fuera de forma básica.

Koei ha ayudado a asentar los juegos basados en este momento tan convulso pero espectacular de la historia. Es por esto también que el recibimiento se ha visto mucho más favorecido. Queríamos ver la serie Dinasty Warriors y todos sus personajes pasados a la estrategia pura. Ahora Creative ha cogido el testigo para encumbrarse, homenajear la historia china y llegar a un nivel que no sabemos si lograrán superar.

La historia

Ambas compañías desarrolladoras se basan en dos libros fundamentales y a su vez magníficos. El primero y más importante es «El registro de los tres reinos». Esta joya que perdura a día de hoy fue contada con detalle por el cronista Chen Sou en el siglo III. El otro es considerado por muchos como una de las mejores novelas de la historia: «Romance de los tres reinos», que data del siglo XIV y fue escrito por Luo Guanzhong. Este último es el que ha servido para inspirar el nuevo modo de juego del que hablaremos justo en el siguiente apartado.

Nos encontramos a finales del siglo II (concretamente en el año 190). La dinastía Han está en su ocaso tras la muerte del emperador Ling. El general He Jin que era el regente al mando ha sido asesinado y Dong Zhuo está sembrando el terror y la inestabilidad en la región. Todo apunta a que el vasto territorio chino volverá a fragmentarse con multitud de ambiciosas familias queriendo hacerse con el poder total del país. De la misma forma que en las entregas de Shogun el objetivo era conquistarlo todo y unificar Japón, aquí buscaremos lo mismo pero tendremos muchísimos más medios y formas para hacerlo.

Tendremos además contenido histórico añadido como la rebelión de los turbantes amarillos y la famosa batalla del acantilado rojo. Podremos disfrutar de cientos de horas de historia y juego si lo exprimimos todo.

Modos de juego

Estos principalmente se dividen en 2: el modo registro y el modo romance. Ambos modos basados en los libros que hemos comentado más arriba. Entre las facciones encontraremos linajes de todo tipo: tiranos y déspotas, señores de la guerra y militares, familias nobles y aristocráticas con gran poder, etcétera. En total tendremos la friolera de 12 facciones:

  • Dong Zhuo (quizás el gran protagonista y antagonista del resto).
  • Sun Juian (reino de Wu y nuestro favorito personalmente).
  • Cao Cao (reino de Wei).
  • Liu Bei (reino de Shu).
  • Zheng Jiang
  • Gongsun Zan
  • Yuan Shu (señor de la guerra durante la dinastía Han y creador de su propia dinastía ‘Zhong’.
  • Kong Rong
  • Lui Biao
  • Zhang Yan
  • Ma Teng
  • Yuan Shao

Una cosa que nos ha gustado especialmente es que este Three Kingdoms recoge casi todas las bondades de los Total War anteriores. Se pueden percibir todos los años de experiencia de Creative y cómo las entregas anteriores han servido para llegar hasta este punto. Es cierto que alguna cosa se echa de menos pero no hay que olvidar de que es la China del siglo II y por lo tanto no pueden tener lo mismo que un Warhammer o un Napoleón.

Recuperamos algo que tanto nos gustó como es el sistema de «casamientos». Es decir, han traído de vuelta algo que hemos visto en otras entregas. Puedes casarte o casar a uno de tus hijos con miembros de otro clan o facción y de esta forma forjar una alianza, afianzarla o incluso conseguir la paz si tenías circunstancias hostiles. Y como esto, hay muchos, muchísimos casos.

Siempre ha habido maneras de expandirse y lograr un imperio sin realizar batallas ni entrar en guerras, pero cuando entrabas en la recta final, te comías las guerras sí o sí. Este es Total War en el que más importancia le han dado a la diplomacia.

Para acabar hablaremos sobre el sistema de duelo o combate 1 vs 1. Los veteranos de la saga ya se habrán deleitado con los duelos de campeones en otros títulos de la serie. Aquí, los grandes generales y figuras militares lucharán cara a cara mientras los dos ejércitos miran fijamente.

Ambientación/gráficos/diseño

Si eres nuevo en el género, quizás los gráficos no te resulten especialmente espectaculares, pero lo cierto es que lo son. Tras varias entregas con un motor gráfico estancado, vemos una notable evolución de su ‘engine’ alcanzando cotas nunca antes vistas.

El juego es precioso y preciosista, con un gran refinamiento estético. También resulta efectivo y efectista a partes iguales. Cada detalle parece haberse medido al milímetro y el mimo y el cuidado se dejan notar en todo momento.

Como decimos, si vienes de un Final Fantasy XV o de un Devil May Cry 5 estos gráficos no te parecerán una gran hazaña. Pero para los que se especializan y juegan sobre todo títulos de estrategia, es «bocato di cardinale».

Banda Sonora

Una maravilla. Una gozada de principio a fin. Transmite la épica del juego, la cultura china y el momento histórico a la perfección. No vamos a explayarnos más, así que te dejo aquí algunos de los temas que se han subido y que os harán ver (u oír en este caso) que quizás estemos ante la mejor banda sonora del año.

Cómo jugar/Rendimiento

No podemos poner a bien este título en cuanto a rendimiento. De hecho, casi toda la saga se ha caracterizado por las quejas de sus seguidores sobre el mal rendimiento que tiene su motor gráfico y los exagerados requisitos que hacen falta para poder mover bien el juego y de forma fluida.

Es cierto que en resolución 720p y gráficos al mínimo se puede jugar en equipos poco potentes, pero la experiencia no es buena. El juego no luce y no se disfruta para nada igual. Para poder llegar a cotas decentes de gráficos y fps, exigen una barbaridad. Desde NitroPC os recomendamos el PC Gamer Blaze, una bestia que os permitirá jugar a este título sin despeinaros.

Duración/Dificultad

Como hemos dicho anteriormente y no nos cansaremos de repetir, es una entrega que nos dará cientos de horas de jugabilidad e historia. No es necesario que repitamos campañas una y otra vez. Si lo haces bien y con calma, una campaña completa para dominar todo te puede llevar un tiempo bastante amplio.

En cuanto a la dificultad, nos encontramos con el Total War más equilibrado hasta la fecha. Si no se te dan bien los juegos de estrategia, tendrás ayuda y guía en todo momento. Además, 1 de las 6 campañas iniciales está para los más profanos del género. Una vez la pases y domines la interfaz y las batallas, podrás ascender a las campañas de dificultad normal. Pero eso no es todo. Si eres un veterano de la saga y un aguerrido de la estrategia, tendrás campañas con una dificultad considerable, llegando en algunos puntos a ser hasta terrible si pones el nivel legendario.

Conclusiones

Es, desde luego, un imprescindible para los amantes de la estrategia. De no ser por el lastre que arrastran con el dichoso Denuvo y sus malas optimizaciones, estaríamos ante una obra maestra de los videojuegos en todos los aspectos. Pero, como se suele decir, nada puede ser perfecto.

Puedes hacerte con él a un precio de lanzamiento excelente en Instant Gaming. Y con un buen NitroPC, tendrás el combo perfecto para echarle a este juego que te brindará más de 500 horas de juego en total si lo exprimes a fondo.

Gracias a todos por seguirnos una vez más, recuerda suscribirte a nuestro canal de Youtube y seguirnos en las redes sociales.

Un nitrosaludo, a todos los nitrogamers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *