¿Por qué son injustos a veces los juegos online? Te lo explicamos.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

¡Hola nitroamig@s! ¿Por qué son injustos a veces los juegos online? Seguro que en más de una ocasión habéis sentido que la situación no estaba muy compensada. Os llegáis a pensar que sois muy malos, o que no se os da bien el juego, cuando en realidad es otra cosa.

El sistema de matchmaking es el que se encarga, en cada videojuego, de organizar las partidas online. Es decir, es el que actúa cuando estamos en la sala de espera tratando de entrar en una partida de multijugador online. El mismo que decide qué jugadores deben ‘emparejarse’ para competir juntos, o enfrentados, dentro de una misma partida. Y sí, falla mucho, pero tiene una explicación. Y esa misma es la que explica, también, por qué en algunos videojuegos te ganan siempre.

¿Por qué son injustos a veces los juegos online?

¿Por qué son injustos a veces los juegos online?

rocket league

El ‘matchmaking’ de la mayoría de los videojuegos no es tan preciso como debería

Los problemas de matchmaking son los que provocan diferencias de nivel de habilidad entre los jugadores de una partida online. Es decir, que unos sean muy buenos, y otros no tanto. De esta forma un equipo puede tener una notable ventaja sobre el otro. De ahí que nos cueste ganar, como es evidente, porque el rival es muy superior, y aún así el videojuego nos ha enfrentado por no tener en cuenta los datos que debería. Cuando ocurre esto, habitualmente, es porque se tiene en cuenta únicamente la puntuación de experiencia, que considera las horas de juego como un factor relevante.

¿Por qué son injustos a veces los juegos online?

En los modos competitivos, sin embargo, la puntuación está limitada en el tiempo. Es decir, únicamente tenemos una puntuación temporal que se renueva por temporadas. Y esta puntuación se basa únicamente en la habilidad, porque se gana o pierde según las victorias y derrotas como equipo, pero también en función de la actuación individual de cada jugador por cada partida. Y en base a esta puntuación, además, se establecen rangos con una desviación –por exceso y por defecto- reducida para que los rangos se crucen entre sí, pero con limitaciones para evitar los desajustes de nivel.

De esta forma, si sufres este tipo de situaciones en un juego online, no es tu culpa. Probablemente el sistema te ha puesto con alguien que no debería. No te mosquees ni pienses que eres muy malo o que el otro hace trampas (aunque hay tramposos). Simplemente, fallos de programación.

Fuente principal de la noticia: adslzone.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *