Cómo ser jugador profesional de eSports. Te damos las claves.

¡Hola Nitroamig@s! Nos alegramos de teneros una semana más en nuestro blog. Hoy vamos a enseñaros cómo llegar a ser jugador profesional de eSports. Te damos las claves y consejos que necesitas y lo haremos con total honestidad, ya que algunos de los puntos pueden ser malas noticias para algunos de los que nos lean.

Sois muchos los que nos agradecisteis por privado y durante la compra de vuestro Nitropc esta entrada en la que os enseñamos a cómo ser un buen streamer. En esa entrada tenéis todo lo necesario para triunfar en ese ámbito, y ahora nos centraremos en el gaming competitivo al más alto nivel.

¡Comenzamos!

Cómo ser jugador profesional de eSports

Os vamos a dar cinco pautas clave, sí, solamente cinco, que os guiarán en el proceso. Pero ojo, cada pauta tiene su miga y es posible que alguna de ellas ya te sea imposible de cumplir, por lo que no nos andaremos por las ramas ni suavizaremos las cosas.

No todo el mundo llega a futbolista de élite, a actor reconocido, a cantante o a escritor de fama internacional. De la misma forma que es muy complicado llegar a esos objetivos que acabamos de nombrar, el llegar a ser campeón de tu país (solo o en equipo), campeón del mundo y ganarte la vida con ello, es una ardua tarea que requiere de puntos imprescindibles que te dejamos a continuación.

Es un mundo duro y hay que decirlo claramente, ya que la mayoría social no sabe qué hay detrás de todo esto.

Empezar desde muy joven

Puede parecer obvio, pero mucha gente desconoce este requisito. ¿Conocéis a algún/a gimnasta, patinador/a o atleta de cualquier tipo que empiece a practicar con 25 años y llegue a los juegos olímpicos? ¿Y algún futbolista o cualquier clase de deporte? ¿Conocéis a algún campeón mundial de alguna disciplina que no haya empezado desde joven?

Con los eSports es muy parecido. Hay quienes empezaron con 10 años, 12 años, o como tarde 16 años. A día de hoy, y tras más de una década de torneos en juegos como League of Legends o Counter Strike y tras más de 20 años en torneos como Street Fighter, estas personas están en lo más alto e incluso muchas de ellas, ya se encuentran retiradas.

Noticias como esta en la que un equipo de eSports ficha a un niño de 8 años para competir serán la normalidad del mañana. Y con un sueldo que muchos no tendremos ni de adultos.

Joseph Deen ganará 33.000 dólares en su debut jugando a su juego favorito.

De la misma forma que la carrera de un ciclista, un jugador de baloncesto o un boxeador es limitada, la de un jugador de eSports también lo es. La edad pasa factura en la vista, el oído y la rapidez de reflejos en general, y es cuestión de tiempo que las nuevas generaciones te acaben haciendo imposible continuar.

Nervios de acero y sin miedo escénico

Es bien sabido que en la actualidad los jóvenes jugadores tienen tanta ayuda como cualquier otro deportista. Entrenadores, asesores de imagen, representantes y hasta coachers motivacionales. Nadie puede permanecer frío e impasible ante el clamor y expectación del público, así como de la máxima presión que en todo momento presentan sus rivales en cada partida.

Esto hace que tengas que tener de base una mentalidad fuerte (aunque luego los especialistas te ayuden a reforzar) y sobre todo, que no te dé miedo que miles, o millones de personas estén viendo cómo juegas y te alaben por tu buen jugar o te critiquen por tu terrible partida.

No todos pueden soportar algo así, por lo que piénsalo bien antes de meterte en el mundillo, no sea que cuando estés ahí, delante de todos, teniendo que dar el do de pecho y demostrar tu calidad como jugador, te dé un ataque de nervios o de pánico y te bloquees jugando.

Cómo ser jugador profesional de eSports. Te damos las claves.

No es ocio, es trabajo

Que tu trabajo te guste no hace que deje de ser eso, tu trabajo. Que se te dé bien y disfrutes hace que sea llevadero y tu vida laboral más alegre y satisfactoria, pero el deber, es el deber. Cuando llegas a profesional (y más aún si estás independizado de tus padres), el pagar las facturas y mantener tu vida depende de tu rendimiento.

Vas a tener que ir a torneos, ligas y todo tipo de competiciones te apetezca o no en ese momento. Puede que anímicamente estés decaído, pero ya se encargarán los coachers y compañeros de ayudarte. No puedes quedarte en casa tirado en el sofá cuando no te apetezca hacerlo si tienes compromisos. Bueno, por poder, sí puedes, pero no cobrarás y de hecho perderías la confianza de tu equipo, de los patrocinadores y eso haría más difícil que llegues a lo más alto y que dures en la palestra.

Además, lo normal es que te tengas que hacer autónomo (a menos que seas de un equipo oficial de una marca importante), y eso significa pagar muchos impuestos, por lo que hay que estar siempre activo para no mosquear al fisco.

Cuanto antes te mentalices sobre esto, mejor te irá en toda tu vida en general, y en tu trabajo en particular.

Entrenar, practicar y no parar

Y no hemos puesto más sinónimos para no ser cansinos. De la misma forma que tus amigos y familiares van a trabajar 8 horas al día, tú deberías entrenar eso (muchos entrenan más incluso). Como hemos dicho más arriba, para llegar a ser de la élite hace falta empezar desde joven y adquirir la mayor perfección posible en el juego que quieres destacar, y eso se traduce en no decenas, ni cientos, sino miles de horas.

Claro está, si tienes gripe, puedes descansar y tomarte una baja como hacemos todos. También tener tus días libres o una semanita para irte de viaje de vacaciones. Pero olvídate de eso de: "me voy a tomar unos meses sabáticos", porque de hacerlo, lo más seguro es que en tu vuelta veas cómo todos te han sobrepasado y no tienes ya cabida.

Como hemos dicho, la vida de un jugador de eSports es limitada, no vas a estar con 50 años yendo a torneos, por lo que vas a tener vida de sobra para disfrutar de ella. Una vez te retires, puedes trabajar en el mundillo como entrenador, comentarista, coacher, streamer y otras muchas salidas que te dejarán más tiempo de ocio.

Apoyo de la familia y amigos

Es el último punto, pero es de hecho el más importante. Vivimos en una época complicada porque hay múltiples generaciones conviviendo y que son totalmente diferentes. Padres y madres de 40 o 50 años con hijos de 10, 12 o 15 años que piensan que los juegos son para los ratos libres o el fin de semana. Muchos talentos y genios se están perdiendo ante el pragmatismo (comprensible también) del: "tú estudia y sácate la carrera y luego ya veremos". Es lógico que muchas parejas quieran que sus hijos sean ingenieros, abogados, médicos, etcétera, y habitualmente piensan que eso de ganarse la vida jugando a un videojuego no es real, posible o no les parece algo serio o con futuro en el largo plazo.

Es similar a las personas que se les ha descubierto con 30, 40 años o más siendo cantantes increíbles o actores/actrices sublimes, porque antes que eso, desempeñaron otros trabajos. La diferencia aquí, es que una persona no puede terminar la carrera a los 24 años por ejemplo e ir a ser jugador de eSports, porque ya es tarde para eso.

IMPORTANTE

Que nadie saque esto de contexto para creer que estamos diciendo que los jóvenes tienen que dejar sus estudios, porque no es lo que aquí se dice. Los estudios básicos hasta los 16 años son imprescindibles hoy en día para poder hacer cualquier cosa. Pero en casos en que los padres vean jugar a sus hijos y se den cuenta de que son unos fuera de serie, que todos sus amigos y compañeros le digan que tiene capacidad y calidad para ser de los grandes y el resto del entorno sea consciente de que están ante un futuro prometedor, es cuando hay que replantearse cuál es el camino que es no solo mejor, sino el más conveniente para él/ella.

Conclusiones

A día de hoy están emergiendo muchísimas sorpresas y grandes personalidades en este mundillo. Puedes ser un nuevo Xpeke o el próximo Lolito Fernández. Si no se intenta, nunca se sabrá. Son carreras que, como todas las demás en el mundo del deporte y el atletismo, son sacrificadas, cortas y difíciles para destacar. Eso sí, también están excelentemente remuneradas, por lo que si llegas a ser de la Élite, con los pocos años de carrera que puedas tener, tendrás la vida solucionada económicamente (si administras lo que ganes con cabeza, obviamente).

Esperamos que os haya gustado la entrada y si no, es porque esperabais alguna especie de consejo mágico que con poco esfuerzo y rápidamente os lanzase al estrellato. Pues no, eso no existe y quien os diga lo contrario, os está engañando, y si te cobra por decírtelo, estafando. Toda meta requiere un camino, cuanto más lejos fijes tu meta, más largo y/o duro será el camino.

¡Un nitrosaludo a todos!

Si continuas navegando estás aceptando nuestra política de cookies