Cómo tener unas contraseñas fáciles y seguras en tus cuentas.

Cómo tener unas contraseñas fáciles y seguras
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

¡Hola Nitroamig@s! Hoy os traemos otra entrada que de seguro os parecerá muy útil. Siempre se ha dicho que las contraseñas, cuanto más largas y difíciles mejor. Puede que eso fuese así en antaño, pero los tiempos cambian y las medidas de seguridad también. Por eso hoy, en NitroPC, vamos a daros el mejor consejo que os darán nunca a la hora de vivir en Internet: cómo tener unas contraseñas fáciles y seguras en nuestras cuentas.

La importancia de los datos

A día de hoy somos fuentes de información andante. Todas nuestras redes sociales, registros en páginas de internet, compras online, cuentas bancarias… Todo eso tiene un valor que a veces desconocemos. Los que no lo desconocen son los crackers (hackers con pocos escrúpulos) y si pueden, robarán tus datos. Estos delincuentes virtuales pueden amargar tu vida en la realidad. Desde extorsionarte con fotografías o vídeos personales robados hasta la sustracción de tus datos bancarios.

Todos hemos oído en los últimos meses como se filtraban fotos íntimas de cientos de celebridades. Unas directamente a Internet, y otras se usaban como intentos de chantajes. También hemos visto a numerosas personalidades famosas cuyas cuentas en redes sociales eran hackeadas.

Por eso siempre se decía (y dice) que hay que tener contraseñas seguras. Cuanto más larga sea, rara, más combinaciones de letras y números tenga y posea caracteres especiales, mejor. Al menos esa es la creencia popular. Hoy estamos aquí para romper ese mito. Hasta expertos como la agencia de espionaje británica y su servicio de inteligencia no lo recomiendan. De hecho los que más naveguéis por Internet os habréis topado con que en muchas webs se restringen o limitan los caracteres que se pueden usar en las contraseñas.

Sin enrollarnos más, vamos a lo que os interesa.

Cómo tener unas contraseñas fáciles y seguras en nuestras cuentas

Lo primero de todo es tener un patrón de contraseñas fijo, pero no único. Hay personas que tienen una contraseña para todas sus cuentas, y eso es un verdadero peligro. Cuando les dices que tienen que tener varias y complicadas, el resultado casi siempre es el mismo: se acaban olvidando. Pueden recordar alguna pero no todas las que crearon. ¿Qué hacen algunas personas al respecto? Escribir las contraseñas, cosa que es también un peligro. Si alguien puede hackear a grandes empresas, redes sociales y burlar sistemas de seguridad, entrar en tu ordenador es un juego de niños. Por eso, tener escrito en archivos de texto las contraseñas de todo lo que tienes, no es buena idea.

¿Entonces? ¿Qué hacer? ¿Cuántas contraseñas debes tener? ¿Cómo deben ser?

Las respuestas son muy sencillas.

El número de contraseñas debe ser igual al número de sitios donde estés registrado. Si tienes cuenta en 20 sitios, lo ideal es una contraseña para cada uno. Ahora muchos os estaréis llevando las manos a la cabeza pensando que memorizar todo eso es imposible. No, no lo es, y por eso comentamos tener el patrón fijo.

Haremos una demostración para que quede todo claro de primeras y no enrevesarnos en explicaciones.

Imagina que tienes una cuenta de Facebook. Introduce tu nombre, el nombre de la cuenta o web a la que vas a acceder y un número que suelas usar. Por ejemplo, 6789. De esta forma tu clave para facebook sería JavierFacebook6789. Importante que la primera letra de tu nombre y de la red que uses estén en mayúscula, de esta forma cumples con la complejidad requerida.

¿Que tienes cuenta en Instragram? JavierInstagram6789. ¿En Youtube? JavierYoutube6789. ¿Y en Steam? Pues JavierSteam6789. Como ves es un patrón sencillo y fijo. Ahora algunos os preguntaréis, ¿no pueden robar o adivinar mi patrón? Lo cierto es que sí podrían pero no lo van a hacer. Los crackers roban cuentas de forma masiva y no individual (salvo en el caso de personas famosas). Por lo que puedes estar tranquilo, ya que nadie se va a tomar las molestias y el tiempo de intentar adivinar tu patrón, las contraseñas y cuántas cuentas o registros tienes.

Otras formas de protección

Aunque la más sencilla y rápida es la que os acabamos de comentar, hay otras vías. Una de ellas es la famosa verificación en dos pasos. Esto significa usar la herramienta “Authenticator” que puedes descargar fácilmente del Play Store. Es una app que, tras unirla a la cuenta o cuentas que desees, generará un código que se cambia cada 30 segundos. De esta forma, aunque robasen tu contraseña, no podrían acceder a tu cuenta, ya que tendrían que tener también tu teléfono con la aplicación. Puedes usarla en todas las aplicaciones que tengan la verificación en dos pasos. En tu cuenta de Google, Paypal o Steam son algunos ejemplos.

Otro método, también con el móvil y mediante distintas aplicaciones, son las que permiten administrar contraseñas. Son aplicaciones que te servirán para guardar, administrar y recordar tus contraseñas. Entre las más usadas están LastPass, Dashlane o Keepass. Personalmente no recomendamos esto, ya que si alguien te robase el teléfono móvil, sería lo mismo que mencionamos con tenerlos escritos en tu ordenador.

Por todo esto y para concluir, las mejores opciones serían el patrón de contraseñas y el Authenticator. Si juntas las dos, será prácticamente imposible que seas víctima de un hackeo. Luego existe la posibilidad de que se queden con tu cuenta por robar directamente de los servidores de la web. Ya ha pasado con myspace, twitter, vk, paypal y hasta el famosísimo caso de Yahoo.

Hay que entender que nunca se está 100% a salvo de estas cosas. Pero con los consejos que os hemos dado, veréis cómo con el paso del tiempo conserváis vuestras cuentas perfectamente mientras amigos, familiares y conocidos las pierden o las olvidan.

Gracias por seguirnos y apoyar el blog. Recordad que vuestras visitas y comentarios son lo que hacen que esto siga adelante. Suscribiros a nuestro canal de Youtube y seguidnos en las redes sociales para formar parte de nuestra comunidad.

Un nitrosaludo, a todos los nitrogamers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *